Cómo elegir un buen entrenador personal – 7 claves que no te puedes perder

entrenador personal en madrid

 

Seguramente te lo habrás preguntado alguna vez. ¿Qué entrenador personal en Madrid puedo elegir de todos los que he buscado? Quiero invertir en mi salud pero… ¿realmente este entrenador podrá ayudarme en mis objetivos? ¿Podré entrenar con el personal trainer con horarios flexibles a lo largo de la semana?

Estas y otras preguntas suelen surgir en tu cabeza. Puede ser una decisión difícil de tomar cuando nunca has estado con un entrenador personal.

¿La solución? pregúntale todas las dudas que tengas, no te cortes.

– ¿Y ya con eso lo sabré todo?

– Por supuesto que no.

Antes de empezar con las 7 claves que no te puedes perder, vamos a recomendarte desde ya que tengas tus objetivos bien claros y definidos, el entrenador personal te puede orientar en cierta medida en ese aspecto, pero tienes que ser TU el que haya decidido que es lo que quiere conseguir.

A cierto profesional del fitness lo has encontrado por un amigo, conocido, en el buscador de google, en las redes sociales, etc. Además puede que te hayas animado a contactar al entrenador por las buenas opiniones que tienen sus clientes, es un buen motivo para elegir a un personal trainer, pero no el único, por lo tanto vamos a empezar ya con las 7 claves.

Un entrenador personal tiene que ser atento

 

Principalmente, nos referimos a que debe preocuparse por ti, tanto a la hora de hacer la sesión de entrenamiento personal como a que esté atento cuando tengas dudas y quieras que te las resuelva, nadie quiere una persona que tarda días en responderte y que no pone interés en tu preparación física, ¿te transmite desgana cuando entrenáis y no para de mirar el reloj para marcharse? ¿o en cambio te transmite motivación, pone pasión en ayudarte y está con una sonrisa en la cara? yo elegiría a la segunda persona sin dudarlo.

 

Si por ejemplo le dices que no te gusta entrenar con pesas y el no te hace ni caso. Ya sabes que no te está escuchando, por lo tanto no se va a adaptar a ti. Porque al fin y al cabo, una razón de peso para contratar a un entrenador es que se implique y se preocupe para que consigas tus metas.

Debe adaptarse a nosotros

 

Como segundo consejo, querrás saber si el entrenador personal puede adaptarse a tus horarios, es decir, que tenga una cierta flexibilidad si no puedes asistir algún que otro día. Si quieres un entrenador más flexible tienes que asumir que esa flexibilidad supone mayor trabajo de organización y reorganización, eso supone que unos entrenadores tengan un precio más elevado que otros que tienen menos flexibilidad horaria. Este punto tiene que ver con el anterior, tiene que ser atento, ya que si no te escucha, no va a tener una idea de tu disponibilidad a lo largo de la semana.

Al igual, en el entrenamiento presencial debe escuchar a tu cuerpo. Tiene que ver cuales son tus limitaciones y fortalezas, potenciar estas últimas, comprender y ajustar el entrenamiento a tus limitaciones, tus gustos a la hora de entrenar, si quieres entrenar en un centro deportivo, a domicilio o al aire libre.

Tu entrenador tiene que preguntarte como te sientes en todo momento, es esencial un feedback positivo entre los dos.

El entrenador personal tiene que enseñarnos a entrenar

 

Parece un consejo muy obvio, pero a la hora de la verdad no siempre se cumple. Mucha gente entrena sin saber realmente para que sirven los ejercicios que están haciendo. La idea principal es que el entrenador es un guía a lo largo de tu programa de entrenamiento personal, ya sea que estés con el 3 meses, 6 meses, 1 año o toda la vida. Al principio, no sabrás ejecutar bien la técnica de los ejercicios, la progresión de cargas, no conoces como reacciona tu cuerpo a los estímulos, el volumen de entrenamiento…

Cuando tengas más experiencia habrás notado un progreso en tu físico y el entrenador podrá dejarte entrenar en algún momento valerte por ti mismo.

 

como elegir un buen entrenador personal

Tiene que motivarnos

 

En el primer punto lo mencionamos, comparando a 2 posibles tipos de entrenadores personales, uno transmitía desgana y el otro MOTIVABA. Muchas personas contratan los servicios de un entrenador porque les falta esa motivación para ser constantes y no tirar la toalla en las metas que se han propuesto. Si este es tu caso, debes observar si el entrenador te está animando dentro y fuera de esas sesiones de ejercicio físico.

La variedad debe ser algo importante ya que también nos podríamos desmotivar al hacer siempre entrenamientos con el mismo material, los mismos ejercicios… Podrás ver que al tener una motivación que mantienes a lo largo de meses y de años, será más difícil abandonar un estilo de vida saludable.

Saber su formación

 

Es importante comprobar que posee la formación necesaria para ejercer como entrenador personal, que sepamos los estudios y la formación académica para poder valorarlo. Además de comprobar si está especializado en el objetivo que queremos perseguir. Ya que, no nos sirve de mucho contratar a un entrenador que está especializado en crossfit y nosotros queremos entrenar para surfear las olas en el mar.

Un punto positivo para escoger a un personal trainer, es que tenga conocimientos en nutrición y dietética deportiva, o que trabaje conjuntamente con un profesional nutricionista, de esta manera el plan nutricional alimentará una sinergia positiva junto con el ejercicio físico.

Valoración inicial del entrenador

 

El entrenador personal debe realizarte una entrevista inicial para saber tu disponibilidad horaria, tu estilo de vida en el cual entraría tu actividad física en tu trabajo, la alimentación que llevas, nivel de fitness, objetivos a alcanzar, material disponible, en que sitios quieres entrenar, si has tenido lesiones anteriores, enfermedades, medicamentos que tomas, las horas que duermes, etc. Este sería el primer paso.

La segunda parte consiste en medir tu nivel de condición física, tus cualidades físicas básicas: fuerza, resistencia, flexibilidad y velocidad. Dependiendo de tus objetivos. Para saber tu estado inicial y poder comparar pasados uno meses para que el progreso sea cuantificable, puede hacerte mediciones con cinta métrica, plicometría, báscula de bioimpedancia, etc.

Prueba gratuita y comparación

 

En la prueba gratuita podrás observar si el entrenador personal en cuestión, cumple con los aspectos anteriormente descritos.

  • ¿Se preocupa por ti?
  • ¿Se adapta a ti?
  • ¿Te esta enseñando?
  • ¿Te transmite motivación?
  • ¿Se especializa?
  • ¿Te ha hecho una valoración?

La prueba gratis es una oportunidad sin igual para ver como es el entrenador y poder tomar la decisión definitiva de pedir que nos entrene o no.

Si aun tienes dudas, te queda el último recurso. Haz click en el siguiente botón para probar gratis con otros entrenadores y compararlos. 

Call Now Button